¿Educación tradicional o alternativa?

Se acercan las jornadas de puertas abiertas de los centros educativos, y muchos padres empiezan a devanarse los sesos para pensar qué tipo de colegio y/o educación será la más idónea para sus hijos, que el curso que viene empiezan el “cole de mayores».

Anteriormente solo había un modelo de educación, así que solo podíamos elegir en base a instalaciones, calidad de los maestros, opiniones de conocidos, etc. Pero ahora, tenemos opciones sobre la pedagogía del centro educativo:

a) Tenemos la educación tradicional: la de toda la vida, la que has hecho tú y que seguramente conoces al dedillo
b) Tenemos la educación moderna, alternativa o escuela nueva: la cual, a veces, no tenemos muy claro en qué consiste ya que no es la «oficial» del estado..

Es por eso que, aunque quede bastante para que Sofía empiece el colegio, ya me he planteado qué tipo de educación me gustaría que tuviera. Y la verdad es que me interesa mucho que, aunque no vaya a ir a un colegio propiamente Montessori (son privados y los precios son bastante desorbitados para el bolsillo medio), me gustaría un colegio donde sigan un poco las pautas de la educación alternativa. 

Hoy quiero compartir contigo el motivo por el que me decanto por esta metodología, ¿hay niños que les funciona mejor un tipo de educación que otro?¿en qué se diferencia una educación tradicional de la educación alternativa?¿qué opino de la educación tradicional?

¡Empezamos!

ORIGEN DE LA ESCUELA TRADICIONAL Y DE LA ESCUELA ALTERNATIVA

La educación tradicional nace en siglo XVII pero se consolida alrededor del siglo XIX con el surgimiento de la escuela pública. Nace de la necesidad de dar una formación rápida y masiva a futura “mano de obra” para que, lo antes posible, pudiesen desarrollar la actividad profesional. Además, tenía el objetivo de transmitir la moralidad y normas de la época.  

La educación alternativa nace aproximadamente en el inicio del siglo XX gracias a los avances científicos y el método empírico, que empiezan a mostrar interés por el estudio de la infancia. Estos avances permiten demostrar que hay modos de educar con mejores resultados que con el modelo tradicional. 

DIFERENCIAS DE LA PEDAGOGÍA TRADICIONAL Y LA PEDAGOGÍA ALTERNATIVA

¿QUIÉN DIRIGE EL APRENDIZAJE?

En la educación tradicional, el adulto es quien dirige los aprendizajes y es quien marca el ritmo. Un ritmo que todos los niños deben seguir por igual, sin tener en cuenta su desarrollo, facilidades e intereses. Es decir, para que el aprendizaje sea exitoso, dependerá del maestro. Para entendernos, si tenemos un profesor poco motivado, puede ser que el niño fracase en su aprendizaje

Sin embargo, en la educación alternativa, es el niño quien consigue el aprendizaje por sí mismo, en base a su interés. El maestro debe observar y fomentar el interés por aprender sin necesidad de intervenir en exceso, ya que podría obstaculizar el proceso de adquisición de conocimientos.

Maestra educación tradicional y alternativa
El/la profesor/a tradicional dirige el aprendizaje, impartiendo los conocimientos por igual a todos los niños. Un/a guía montessori (o el/la profesor/a de las pedagogías alternativas) no necesita «imponer» sobre qué debe estar atento el niño ya que es el propio niño que está interesado en aprender.

NIÑOCENTRISMO VS ADULTOCENTRISMO

En la educación tradicional, el niño es un ser pasivo que debe atender al discurso del profesor, siendo éste la parte activa del aula. Con la pedagogía alternativa, el niño es el protagonista de su propio aprendizaje. 

En la educación tradicional no se incentiva al niño a pensar y elaborar conocimientos por sí mismo, sino que se le introducen ideas preconcebidas por el maestro

Educación tradicional pensamiento
En la escuela tradicional se tiende a enseñar al niño a «qué pensar» más que «cómo pensar».

En la educación alternativa, el punto de partida para la educación del niño es el propio interés del mismo, ya que se ha demostrado que se consigue un aprendizaje más efectivo si se construye desde sus necesidades o intereses

De hecho, está más que demostrado que todos los niños quieren aprender. Tienen una necesidad innata por el aprendizaje. Pero si le ofrecemos contenidos para los que no está preparado, o son demasiado fáciles o no le interesan, corremos el riesgo de que relacione aprendizaje con algo aburrido, humillante o para lo que no está capacitado. De modo que pierda el interés por adquirir conocimiento.

CONTENIDO CURRICULAR

Cuando nuestros hijos son pequeños siempre nos dicen que no nos preocupemos si un niño todavía no camina a los 14 meses, que cada niño tiene su ritmo. Pero cuando acceden a la educación tradicional, esto que suena tan bonito se pierde ya que todos los niños deben conseguir unas mismas metas, sin tener en cuenta sus capacidades individualidades o sus preferencias. De modo que si no se consigue lo que el Ministerio de Educación considera idóneo para cada edad, habrá un fracaso escolar. 

Sistema educación tradicional
Así funciona el sistema educativo. Quién no encaja en él, se le etiqueta como «fracaso escolar», marcando en su mayoría, su futuro académico y profesional.

Por otra parte, la educación tradicional se basa en la transmisión de conocimientos adquiridos por generaciones anteriores, dándose como verdades absolutas sin que el alumno pueda cuestionarlas o experimentarlas. 

Las pedagogías alternativas, se basan en la psicología del desarrollo infantil, y por lo tanto se sigue el ritmo del niño y se respetan sus preferencias, dando la opción a que pueda desarrollar todo su potencial. Así que no tendremos presente un manual impuesto, sino que el maestro deberá ir descubriendo en qué punto del desarrollo está cada niño y ofrecerles materiales de aprendizaje capaces de satisfacer sus necesidades. 

COOPERACIÓN VS COMPETITIVIDAD

Vergonzoso educación
Esta soy yo cuando me entero que profesores han «menospreciado» a alumnos por no conseguir buenos resultados académicos y los invitan a abandonar el centro escolar para mantener su «elevado» de éxito académico.

Con la educación tradicional se fomenta la competitividad mediante la comparación con otros compañeros. El que saca una nota más alta es más inteligente y tiene un mejor futuro, mientras que los que sacan “malas notas” no se les augura, precisamente, un futuro brillante. Sé de colegios que hasta invitan a los alumnos que no aprueban a abandonar el centro educativo, para no “bajar” la categoría del mismo. 

Sin embargo, la educación alternativa ofrece una educación basada en la cooperación y la colaboración. La intención es incentivar que se aprenda mutuamente a través del trabajo en equipo. La única competitividad que se fomenta, es con un mismo. 

MÉTODO DE ENSEÑANZA

Profesor educación
En la educación tradicional se «insertan» aprendizajes en el cerebro del niño a partir de la capacidad de retener y memorizar.

La educación tradicional se basa en apuntes, fichas, libros, en memorizar y retener. Se usa el mismo método para todos los niños y en todas las ocasiones. En el aula, los alumnos deben prestar atención al discurso expositivo del maestro y el aprendizaje se reduce en repetir y memorizar. No se realizan a penas actividades prácticas ya que lo primordial es atender a la explicación. Así que, en muchísimas ocasiones, el “mejor” alumno no es el más inteligente, sino el que más memoria tiene

 

Las pedagogías alternativas creen que la mejor manera de aprender es mediante la manipulación, mediante los sentidos. De hecho, para conseguir comprender conceptos abstractos, primero se usan materiales concretos para, poco a poco, ir pasando a la idea abstracta. Se persigue que se cuestionen las explicaciones, que comprendan el por qué de las cosas. 

Comparación de educación 
 materiales
Los materiales de las pedagogías alternativas son manipulativos. ¿Cómo puedes es mejor aprender cómo huele un limón? ¿Diciéndote que «el limón huele a cítrico» o dándote un limón y permitirte que lo huelas?

TIEMPO LIBRE VS TIEMPO LIMITADO

Con el método tradicional los horarios vienen marcados de manera estricta sin tener en cuenta el tipo de enseñanza que se está dando, si es un momento en que los niños muestran un gran interés o al contrario, están cansados y no se consigue captar su atención. La escuela tradicional es asimila a una fábrica en la que las tareas y el aprendizaje están fragmentados igual que las tareas de producción

En cambio, siguiendo la pedagogía alternativa, el niño es libre de poder decidir cuánto tiempo dedicar a cada actividad. Realiza el aprendizaje como un todo, tanto tiempo como quiera y necesite

ENTORNO

En la educación tradicional, el aula está preparada para que los niños se sienten y atiendan al profesor. No se da opción a aprendizaje mediante la experiencia vivencial.

Aula de la educación tradicional
Aula de la escuela tradicional

La educación alternativa da la opción de aprender de manera práctica y manipulativa, que normalmente tiene mejores resultados. No se centra en el espacio único del aula, sino que se aprovecha todo el entorno. Además, el niño no está obligado a permanecer sentado, sino que puede moverse libremente por el aula. Esta misma se va adaptando en función de las necesidades del niño. 

aula educación  montessori
Aula de colegio Montessori, en que los niños pueden moverse libremente y manipular los materiales según lo que les interese.

EVALUACIÓN

La educación tradicional evalúa al niño mediante exámenes, siendo sobresaliente el que es capaz de repetir de la manera más fiel, las ideas que el profesor transmite. ¿No has escuchado nunca eso de estudiar para vomitar en el examen? Así pues, lo que se evalúa es la capacidad de retención de cada alumno, en lugar de poder evaluar si realmente ha conseguido un aprendizaje, si ha sido capaz de analizar y razonar el contenido. 

Con este sistema, la educación tradicional deja de lado la motivación interna por aprender, para que el aprendizaje dependa de la motivación externa de “aprobar” y “no suspender”

La metodología alternativa no evalúa al niño en función a unos estándares, sino que valora aspectos de la mente. Se trata de observar al niño y ofrecer modos de aprender que se adapten a sus necesidades, capacidades e intereses. 

Además, debo destacar algo muy positivo, que es la manera en que se trata el error. Al contrario que en la escuela tradicional, con las pedagogías alternativas el error no se percibe como algo malo. No se considera un fracaso que no tiene cabida en al aprendizaje, sino que es algo positivo, una oportunidad para aprender. De manera que no se “castiga” con el suspenso la equivocación, ni se avergüenza al alumno por errar. Al contrario, se intenta empoderar al niño para que sea capaz de enmendar la equivocación y aprender de ella

NORMAS Y DISCIPLINA

La educación tradicional se basa en el conductismo, es decir, en la modificación de conductas mediante estímulos externos (normalmente premios y castigos). Se exige disciplina y obediencia al maestro que es una figura de autoridad a la que no se le puede (ni debe) cuestionar, creándose así una relación de poder-sumisión. Te dejo aquí el post dónde te hablo de las consecuencias negativas de los castigos.

En la educación alternativa, la relación entre el maestro y el alumno se basa en el respeto mutuo, en la confianza y en el afecto. Se buscan soluciones y se llegan a acuerdos, que fomentan la capacidad reflexiva del niño. No se impone la idea de una figura de autoridad, sino que todos participan en la creación de límites y normas, de modo que consiguen comprender la necesidad de elaborar reglas y de respetarlas, ya que no son impuestas, sino surgidas de una voluntad popular. Recuerdo que los niños son mucho más proclives a respetar las normas si participan en su creación.

Te dejo un ejemplo de cómo se evalúa en una escuela Montessori: haz clic aquí.

Como ves, es algo más bien descriptivo, en el cual se refleja el estado de desarrollo y ritmo del niño, sin entrar en juicios de valor. 

OBJETIVOS

La escuela tradicional pretende dar formación a una gran cantidad de alumnos siguiendo unas pautas iguales para todos, para conseguir la excelencia del niño.

Las pedagogías alternativas pretenden educar a adultos capaces de desarrollar todo su potencial en función de sus aptitudes, con pensamiento crítico, cooperativo, reflexivo, desarrollar el máximo potencial de cada uno teniendo en cuenta su individualidad. Se quieren conseguir adultos autónomos, motivados intrínsecamente, independientes y capaces de tomar sus propias decisiones. 

¿QUÉ PASA CUANDO PASAN A LA ESCUELA TRADICIONAL?

Escucho muchísimo que los niños que van a colegios con pedagogías alternativas no aprenden, que cuando pasan a una escuela tradicional (de secundaria, por ejemplo) van rezagados, que no aprenden lo mismo que en los centros educativos, etc. Pero nunca me han presentado a un niño que haya estudiado en colegio alternativo que suspenda en secundaria.

Si el colegio aplica correctamente las pedagogías alternativas, afirmo que no es así. Un niño que acude a una escuela alternativa aprende lo mismo, o incluso más que en la escuela tradicional. Es más, al tener una adquisición de aprendizaje más experimental o práctica, el conocimiento es más profundo y duradero. Los niños no aprenden para pasar un examen, aprenden porque quieren y les gusta.

Un colegio que aplica adecuadamente la pedagogía alternativa, sabe que aunque lo académico no es lo más importante, sigue siendo esencial y jamás debe descuidarse. Quiero recordar algo que he dicho más arriba: el niño tiene una necesidad innata de aprender. Si no cubrimos esta necesidad adecuadamente, el niño no puede ser feliz.

De hecho, la educación alternativa es buena porque se adapta a los niños, en lugar de obligar al niño a adaptarse a ella. Prepara al niño, en función de sus capacidades para enfrentarse y adaptarse al mundo real (incluyendo adaptarse a colegios de educación tradicional, prepararlos para acceder a la Universidad, etc.).

Quiero que quede clarísimo que, adaptar el aprendizaje al niño, no quiere decir mantenerlo en una burbuja en la cual no aprende. Quiere decir interesarse por el niño y estimularlo para que pueda ir adquiriendo todo el conocimiento que necesita para enfrentarse al mundo.

CONCLUSIÓN

Con este post no quiero decir que la escuela basada en la educación tradicional sea el demonio, seguro que muchos niños la superan, pero . De hecho, su origen supuso un beneficio enorme para la sociedad de la época y su mayor logro fue la escolarización universal. Sus objetivos eran positivos, se pretendió que todos los niños pudiesen acceder a la educación sin tener en cuenta su condición social. Consiguió dar formación a un gran número de personas y sentó las bases de la organización escolar y de la pedagogía.

Pero estamos hablando de hace muchos, muchos años. Y es curioso, pero si comparamos una aula del sigo XIX y una aula de los colegios actuales, la variación es casi nula. Es decir, que la manera de educar del año 1800 es casi igual a la del 2020.  Esto es algo preocupante si tenemos en cuenta todos los descubrimientos y avances en psicología infantil, en el conocimiento del niño, en el conocimiento del desarrollo de la inteligencia y la psicología individual. 

Aula educación  tradicional en 1950
¿En qué se diferencia el aula del año 1950 de las actuales?

Sabemos que los niños aprenden si están motivados, sabemos que son capaces de aprender por ellos mismos si se les presentan las herramientas adecuadas, sabemos que cada individuo tiene unas habilidades más desarrolladas para algunos aspectos que para otros. Y aún así, seguimos con el mismo modelo educativo que hace más de cien años. 

Pero aunque quede mucho trabajo por hacer, cada vez se tiene una mirada más centrada en el niño, y nos estamos abriendo cada vez más a una renovación pedagógica beneficiosa para absolutamente todos los niños. 

educación tradicional y fábrica
¿En qué se basa la educación tradicional? Es similar a un proceso de fábrica

Personalmente, no estoy de acuerdo en un tipo de educación en la cual, si no encajas en el sistema impuesto, te cataloguen como “fracaso escolar”. No estoy de acuerdo en que a aquel niño que suspende ciertas materias, o tarde más que otro en aprender a leer, escribir, etc. se le catalogue como que “le cuesta”, “no se le da bien estudiar” o “es inútil”. 

Quiero remarcar que España es el país de la Unión Europa con más fracaso escolar. ¿Por qué si no está funcionando el sistema educativo tradicional, no probamos cosas nuevas?

Para acabar, siempre me gusta repetir una frase de Einstein:

Einstein todo el mundo es un genio educación
Frase de Einstein para que reflexionemos

A partir de lo expuesto, eres tú quién debe decidir qué educación es más recomendable que debe recibir tu hijo.

Y si tienes cualquier duda o quieres compartir tu experiencia, contacta conmigo a través de los comentarios o por Instagram

Muchos besos de esquimal, 

 

Silvia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *