Enseñar a dormir

Dormir. Ai… El sueño y el dormir de los niños… Cuánto da que hablar. Cuántas opiniones y cuántas maneras de proceder se pueden leer hoy en día. Pero lo más interesante, son los comentarios de todos los opinólogos. Sobre todo si se te ocurre colechar o si tu hijo de 6 meses no duerme del tirón en su habitación (te dejo un post sobre los míticos «¿tu hijo todavía no…»)?

-Déjala llorar, que así aprende.
-A estas alturas ya tiene que empezar a dormir sola.

-No va a aprender a dormir si la dejas dormir en tu cama.
-No la vas a sacarás nunca de tu cama.
-Te toma el pelo, en la guardería duerme sola.

¡Suerte de los opinólogos! Sin ellos no sabría que a dormir se debe aprender. ¿Eres un adulto y tienes insomnio? ¡Eso es que no te han enseñado bien a dormir! Tendrías que hacer algún curso para que te enseñen cómo se hace.  

Gracias a los opinólogos, también he aprendido que para enseñar a un niño a dormir, hay que dejarlo llorar. Así que, si tienes insomnio, ¡tengo la solución! Que alguien te encierre en tu cuarto a oscuras y sin poder salir (aunque tengas sed, hambre, no tengas sueño o necesites estar acompañado) y verás que rápido aprendes a quedarte dormido.

Sarcasmo meme
Por si alguien no lo había interpretado…

Hoy te voy a hablar un poco de los bebés y el dormir. Porque no quiero que te dejes llevar por lo que dicta la sociedad, ni que te alarmes si tu hijo no duerme (o no duerme como tu esperas que duerma). Así que vamos a responder a las dudas y comentarios más habituales respecto al sueño, sobre todo para darte un poco de luz y calma sobre este tema que nos trae de cabeza. 

¡Empezamos!

¿SE PUEDE ENSEÑAR A DORMIR?

Primero de todo. No se puede enseñar algo que ya se sabe hacer. Los niños (y los humanos en general) ya sabemos dormir desde que estamos en la barriga de nuestras madres. Otra cosa es que los niños no duerman tanto como a los adultos nos gustaría que durmieran.

Entonces, reformulemos la pregunta… ¿se puede enseñar a los niños a dormir del tirón? Pues tampoco. Dormir es un proceso evolutivo que se adapta a las necesidades del bebé

Por ejemplo, sería muy peligroso que un bebé de 1 mes durmiera 8 horas seguidas. Aunque nos encantaría poder descansar, el bebé podría sufrir una hipoglucemia si no come cada poco tiempo (una hipoglucemia puede afectar a la función mental del bebé e incluso llegar, en los casos más graves, a presentar una insuficiencia cardíaca).

También es necesario que se despierten varias veces por una cuestión evolutiva. Si el bebé nota que su madre (o cuidador principal) está lejos, llorará para que no lo dejen solo, porque si lo dejan solo, puede sufrir algún daño. ¿O de quién crees que somos descendientes?¿de los niños que dormían del tirón y solitos a disposición de un animal salvaje? No, querido/a. Somos descendientes de los niños que querían estar en brazos de sus padres las 24 horas, que, al fin y al cabo, es dónde más protegido se está

Así pues, no existe una fórmula mágica para hacer que los niños duerman toda la noche. Dormir es como el andar. Nadie espera que un niño de 4 meses camine, sin embargo, se da por sentado que, si es un niño sano, sobre el año y medio ya habrá dado sus primeros pasos. 

Claro que habrá niños que duerman del tirón desde muy temprana edad, igual que hay niños que caminan con 9 meses, pero no es lo habitual. Y es un problema muy grave, hacer creer a la sociedad que sí. De hecho, a los 9 meses de edad, sólo el 33% de los niños duerme 5 horas del tirón, y entre el 40-60% de niños de 18 meses siguen despertándose

Sin ir más lejos, cuando Sofía tenía 3 meses dormía, para mí, muy poco. Leía en todos lados que los bebés de esa edad duermen hasta 16 horas. Sofía no se acercaba a las 8h. La llevé a urgencias. A URGENCIAS. Creía que le pasaba algo. La cara del pediatra era un mapa. La visitó por cortesía y a continuación, me dijo con muy buenas palabras, que eso es la realidad de un bebé. 

Lo que ha sucedido es que nos han instaurado unas expectativas muy poco realistas en cuanto al sueño de los niños. Nos han hecho creer que si no duerme del tirón como un adulto, es que el bebé tiene un problema o una enfermedad que debe ser tratada (no sé si para ganar dinero, por maldad pura o si de verdad creían en ello), pero normalmente, no es así. 

Tabla de horas de sueño
No te creas estas tablas. Cada niño tiene unas necesidades diferentes y tiene su propio ritmo. ¿Ves lo que te comento? Pone que un bebé de 2 meses puede dormir de 6 a 8 horas por la noche. Sofía tiene casi 1 año y te garantizo que monto una fiesta si duerme 6 horas seguidas.

Esta creencia hace que algo que es totalmente normal (como que un niño se despierte muchas veces y sea incapaz de dormir en la cuna), los padres lo sientan como un fallo propio, y crean que están haciendo algo mal. Así que, los padres inocentes, intentan remediar «el problema del sueño» de la manera más rápida posible.

¿Y cuál es la manera más rápida?

La manera más rápida es mediante el método conductista que solo se basa en modificar el comportamiento del niño, sin tener en cuenta sus emociones, sentimientos o consecuencias de esas prácticas. Y se ha demostrado que los resultados de estos métodos son nefastos, porque se intenta obligar a aprender algo para lo que el niño no está preparado. Siguiendo con el ejemplo de caminar, ¿verdad que no pondrías de pie a un niño de 2 meses porque sabes que no va a poder aguantarse solo? Estoy segura de que no, porque no está preparado y podría ser contraproducente para el propio bebé. ¿Por qué se ve tan claro con el tema de andar, pero no con el dormir?

¿CUÁNDO EMPEZARÁ A DORMIR DEL TIRÓN?

No hay una fecha. No te sé decir cuando tu hijo dirá su primera palabra, ni cuando gateará, ni cuándo dará su primer paso. Lo positivo es que lo hará, lo menos positivo es que el ciclo de sueño de un niño, no es como el del adulto hasta los 6 años. Es decir, hasta los 6 años es probable que sea incapaz de dormir (de forma asidua) 8 o 9 horas del tirón

What?
¿Se te ha quedado esta cara después de leer que los ciclos de sueño de los niños no son como los del adulto hasta los 6 años? Es normal. A mí también se me quedó así. No quiere decir que no vayas a dormir 3 horas seguidas hasta los 6 años, solo que es normal que hasta los 6 años, se puedan ir despertando por un tema de madurez del desarrollo.

Eso sí, según las familias con las que hablo, entre los 3 y 6 años, casi todas ven la luz. Pero cada caso es diferente, así que no hay un patrón general. Puede que tu hijo a los 9 meses duerma toda la noche (disfrútalo) o puede que hasta los 8 años no lo consiga (paciencia).

DESMENTIMOS MITOS

TIENES QUE DEJARLO LLORAR PARA QUE APRENDA A DORMIR SOLO

“Tengo unos amigos que dejaban llorar al bebé, y ahora el niño duerme solo en su cuarto la mar de bien” 

Cuántas veces habré escuchado ésto. 

Y qué lástima siento por esos niños a los que que se les ha aplicado una especie de método Estivill o Ferber. Sinceramente, a estos dos personajes los denunciaría por hacer apología de los malos tratos. Por hacer creer a padres inexpertos que dejar llorar a su hijo está bien. Incluso, por hacer creer a madres cuyo instinto les dice que tienen que ir a abrazar a su hijo, que no deben hacerlo porque «lo están malcriando». 

Colecho
Esta es mi respuesta a todos los que me dicen «que no la meta en mi cama», «que la deje llorar», «que no la coja»… Aquí Sofía tenía 1 mes. Ahora con casi 1 año, seguimos igual. Y de momento, sin intención de hacer grandes cambios.

Dejar llorar al bebé (aunque sea yendo a su habitación cada 5 minutos a decir que le quieres), es una crueldad consecuencia del egoísmo adulto. “Mi hijo quiere estar conmigo, quiere que le abrace, pero es más importante que yo pueda dormir ancho en la cama”. “Mi hijo tiene miedo a dormir solo, pero es más importante que yo esté tranquilo por la noche”.

El niño es una persona. Tiene necesidades y derechos que deben ser cubiertos. Y la necesidad de apego y amor, siempre debe cubrirse. Abrazar, achuchar o acunar a un bebé, no les hace daño ni hace que nos tomen el pelo.

Te propongo un ejercicio. Quiero que leas el siguiente texto y te reflexiones sobre si te alarmarías por una situación de maltrato o, aunque no estés de acuerdo con la manera de actuar, lo verías como algo «normal»: 

«Miguel dormía fatal. Se despertaba cada pocas horas, nos llamaba, pedía agua, nos pedía que que le hiciéramos compañía. Se hacía hasta pipí, estoy segura que para llamar nuestra atención y no estar solo… Llegó un día en que no pudimos más y decidimos enseñarle a dormir. Le dijimos que le queríamos mucho, pero que no podía salir más de la habitación, así que apagamos la luz y cerramos la puerta. Cada 30 minutos iba entrando para ver que estuviese bien, pero sin hablarle, ni decirle nada. Aunque la primera semana fue muy dura porque no paraba de llamarnos, gritar e incluso llorar, a las siguientes noches ya empezó a dormir bien». 

¿Qué has pensado? No es una situación muy anormal. Puede ser que hasta te hayan recomendado que enseñes a tu hijo a dormir siguiendo estas pautas. Pero… ¿y si te digo que Miguel no es un niño? Miguel es el suegro de la narradora y es un señor dependiente de 95 años que ya no puede vivir solo y se ha ido a vivir con su hijo y su nuera para que puedan cuidarlo. ¿Qué te parece? ¿Consideras que han hecho bien o lo ves una salvajada?¿Lo consideras igual de salvaje pensando que Miguel tiene 2 años que con 95 años? Si es que sí, fantástico. Por desgracia, hay mucha gente que no. Que cree que los niños son ciudadanos de segunda. 

NO COJAS AL NIÑO, QUE TE ESTÁ MANIPULANDO / SI LO COGES LO MAL ACOSTUMBRAS

¿Alguien puede decirme en qué me manipula mi hija por querer estar con su madre, antes que sola en una habitación? ¿Manipulo yo a mi marido por hacerlo dormir conmigo en vez de él solo?¿Estoy mal acostumbrada?

¿Alguien me puede explicar desde cuándo el una muestra de amor es algo malo?

¿No es peor ignorar el sentimiento de miedo, de soledad o tristeza de un niño pequeño?

¿Alguien me puede responder por qué, si abrazo a mi hija cuando llora, no la estoy educando? 

¿Es algo negativo que un niño, cuando se despierta a oscuras por la noche, necesite sentir cerca a sus padres para no tener miedo?

Por favor, si alguien tiene un estudio científico que demuestre que el exceso de amor es malo, que me lo enseñe.

Dormir en brazos
Esta es mi respuesta a los que me dicen que no la coja. Aquí tenía 1 mes y como ves, se dormía en la teta. Hoy con 1 año, la postura es la misma, pero Sofía más grande. Y lo mejor, es que me encanta que se duerma en mis brazos.

En este apartado, me gustaría añadir, que he llegado a leer una cita del Sr. Estivill que dice “[..] hay niños que se provocan el vómito por la noche para no estar solos”. Frase que me provoca revulsión. 

¿Sabes por qué vomita un niño por la noche?

Cuando el niño llora es porque está sufriendo, tiene miedo y se estresa. Al estresarse, se libera el cortisol (la hormona del estrés). Cuando lleva mucho rato liberando cortisol, el cuerpo (que es muy inteligente), sabe que el cerebro no va a poder aguantar mucho más esa situación, así decide liberar hormonas opiáceas (serotonina o endorfinas) para relajarlo. ¿Y sabes el resultado de la combinación de altos niveles de cortisol y serotonina? ¡BINGO! El vómito. 

Es decir, si un niño llega al extremo de vomitar, no es por llamar la atención, es porque su cuerpo ha llegado al límite. Bastante fuerte que unos padres permitan llegar a su hijo a estos extremos ¿no crees? Y estoy segura que lo hacen por pleno desconocimiento pensando que hacen lo que es mejor para sus hijos, lo que es grave es que un graduado en medicina, lo divulgue.

DaLE CEREALES PARA QUE DUERMA MÁS

Primero, no entiendo porqué hay que hinchar a un niño a comer como si fuese un pato, para lograr algo que madurativamente no puede conseguir. 

¿Tú cómo te quedas después de ir a comer a casa de la abuela? Con ganas de siesta de todo el empacho que llevas. Pero eso no quiere decir que vayas a dormir del tirón. Incluso al contrario. Tal vez, tu hijo pueda dormirse antes o puede que tarde un poco más en hacer el primer despertar, pero no va a dormir del tirón. Puede ser incluso contraproducente y que esté tan lleno que esté toda la noche removiéndose y con mal estar.

Así que no, está demostrado que los niños no duermen más por cenar no-sé-cuantísimos-mililítros-de-leche.

Pero lo que sí se puede conseguir con este método, es un mayor riesgo de padecer obesidad. Enseñar a un niño a no hacer caso a sus señales de hambre y saciedad, solo educará en malos hábitos alimenticios y en tener una mala salud.

TE TOMA EL PELO, en la guardería duerme solo

Obviamente, en la guardería (o con la abuela, el abuelo, el tío o el primo), si lo acostumbran a dormir en la cuna, acabará durmiendo en la cuna, cosa que no quiere decir que no se vaya despertar.

Del mismo modo que si tú lo metes en la cuna, acabará durmiendo en la cuna. Pero eso no quiere decir que vaya a dormir del tirón. Depende del momento de desarrollo en que esté el niño, tendrá más o menos despertares. Como padres, opino que debemos acudir a la llamada de todos estos despertares. Ante esta situación, debes decidir si prefieres que duerma en su cuarto y levantarte cada vez que lo necesite, o dormir juntos y facilitar que vuelva a dormirse. No es una cuestión de mal acostumbrar, es una cuestión de practicidad.

Además, me gustaría hacer un apunte, no es lo mismo estar en la cuna 1 o 2 horas de siesta con la abuela o en la guarde, que aguantar una noche entera.

ASÍ NUNCA LO VAS A SACAR DE LA CAMA

Sí. Lo sacarás de la cama. Según los estudios que he podido leer, a los 7-8 años, ya no había niños en nuestra sociedad que quisieran dormir habitualmente con sus padres, aunque está claro que hay excepciones. Pero vaya, que lo habitual es que el propio niño acabe queriéndose ir a dormir a su propia habitación.

Ésto no quiere decir que sea un problema que decidas acostumbrarlo a dormir en su habitación. Si no os va bien a la familia, el colecho no es imprescindible ni obligatorio. Pero sí es necesario que acudas a sus reclamos o a a su llanto todas las veces necesarias. Lo importante es que el niño no se sienta abandonado. 

Tampoco quiere decir que si tanto el niño como los padres quieren dormir todos juntos, sea obligatorio enviar al niño a su habitación. Cada familia sabe cómo organizarse y qué es lo que le gusta o más le conviene.

habitación colecho
Esta es una habitación (muy cool) de padres que duermen con sus hijos. ¿Alguien piensa que es malo?¿porque es malo que los niños duerman con sus padres?¿no es más lógico que duerma con mi hija que con mi marido?

CONSECUENCIAS DE DEJAR LLORAR AL BEBÉ PARA QUE APRENDA A DORMIR

¿Qué sucede cuando dejamos al niño llorar? El niño aprende que por más que llore, nadie va a ir en su ayuda. El niño siente que nadie tiene compasión por él, nadie siente empatía o a nadie le importan sus sentimientos. Si lo planteamos así, es algo bastante triste que con tan corta edad, perciba que nadie le va a querer ayudar. 

¿Por qué llora el niño? Si nos ponemos en su lugar, entenderemos que el niño no llora para fastidiar. Llora porque tiene miedo, porque está estresado. Y el estrés hace que se libere una hormona llamada cortisol. Esta hormona es la… ¡hormona del estrés! Y si esta hormona ya afecta a los adultos de manera importante, imagínate que consecuencias puede tener en un cerebro en desarrollo. 

Por todo ello, algo que se ha hecho tan habitualmente como dejar llorar al bebé para que aprenda a dormir, puede causar las siguientes consecuencias: 

  • Trastornos de apego: lo que aprenden es a no quejarse. Creen que cuanto menos se quejen, más les querrán. Cuanto menos molesten, menos rechazo obtendrán de sus cuidadores. 
  • Indefensión aprendida: el niño aprende que por más que llore, nadie va a ir en su ayuda, así que se encierra en sí mismo y resiste con miedo y ansiedad a que empiece de nuevo el día.
  • Ansiedad y/o depresión: el estrés continuado a edades tempranas hace que el cerebro sufra modificaciones estructurales y funcionales que se asimilan al cerebro de un adulto con depresión y ansiedad.
  • Trastorno de estrés post traumático
  • Problemas para dormir: miedo o ansiedad cuando se acuerda la hora de dormir, insomnio, hipersomnia… 
  • TDAH: los bebés que lloran de manera frecuente sin ser consolados, tienen 10 veces más probabilidades de desarrollar un Trastorno de Atención e Hiperactividad. El estrés continuado afecta a una zona del cerebro relacionada con la serotonina
  • CI más bajo: según un estudio del National Institute of Health se ha descubierto que pueden perder hasta 9 puntos de CI

PERO ESTOY DESESPERADA/O, ¿QUÉ PUEDO HACER?

Aunque insisto que a dormir no se enseña, sino que el niño irá adquiriendo el hábito como consecuencia evolutiva, hay una serie de recomendaciones que se me ocurren y que puedes probar a aplicar, a ver si conseguimos que la cosa mejore un poco. 

Lactancia

Lactancia y colecho
Así lleva durmiendo Sofía casi 1 año entero. Y me ha salvado la vida. Gracias a ello, he podido dormir por las noches

Las madres que damos el pecho a demanda, nos despertamos más veces, pero casi no nos enteramos, porque son microdespertares. Cuando me preguntan cuántas veces se despierta Sofía por la noche, nunca sé qué responder. No me entero. Sé que se despierta, pero es tan breve, que no soy consciente al 100%. 

Además, succionar el pecho es mucho más cansado que succionar un biberón. Y de paso, relaja. Porque el pecho no es solo alimento. 

Si el bebé o niño tiene más de 6 meses y es realmente duro todas las veces que reclama el pecho, puedes dejar que duerma en el lado de tu pareja y cuando se despierte, que te lo ponga al lado. Puede que así, se reduzca la cantidad de veces que se va despertando. De esta manera, si tiene un microdespertar, tal vez no quiera desesperado agarrarse al pecho de nuevo, porque no siente tu olor tan a mano. Pero repito, ésto en caso de tener más de 6 meses.

Colecho

Además de reducir el riesgo de muerte súbita, al bebé le será más fácil adaptarse a la transición de una fase del sueño a otra. La respiración se coordina con la de la madre y además regula la temperatura corporal.  Todo esto reduce despertares por frío, calor, soledad… (te dejo un enlace de Instagram dónde te explico los beneficios del colecho)

Alta responsividad

Cuanto antes respondamos a la llamada de nuestro hijo, mejor. Si nuestro hijo nos llama, no es para molestar, es porque realmente hay algo que le produce temor, ansiedad o lo que sea y nos necesita cerca.

Que el niño sepa que si le sucede algo, sus padres acudirán rápido, da una calma y tranquilidad que acabará traduciéndose en que, si tiene un microdespertar, tal vez sea más fácil que pueda volver a conciliar el sueño él solito, porque se siente seguro y protegido.

Adapta las expectativas

No escuches a los demás. Planteate lo que te he dicho más arriba. Hasta los 6 años (y es un dato aproximado) es normal que te llamen por las noches porque aún no tiene adquirido el ciclo normal de sueño del adulto. 

Además, cada niño necesita dormir lo que su cuerpo le pide. Hay niños que necesitarán más horas y otros que necesitarán menos para estar descansados. 

Rutina

A los niños les va bien seguir rutinas. Saber qué va a suceder a continuación. Esto no quiere decir que vayas a toque de pito “a las 20h baño, a las 20:13 salir del baño, a las 20:37 cena”. No. Quiere decir que sigas una secuencia (por ejemplo, baño-cena-juego-cuento), adaptándola a las necesidades del niño. 

Ambiente adecuado

Puede ayudar, previo a la hora de dormir, crear una atmósfera calmada. Luz tenue, hablar bajito, apagar la TV, intentar reconducir de juegos más movidos a  algo más tranquilo o a contar un cuento… 

Piensa… ¿Hay algo que le pueda alterar? Analiza si hay algo que pueda dificultar el sueño del niño. ¿Está recibiendo la atención que necesita?¿está viviendo una situación estresante o que pueda causarle preocupación?¿ha cambiado de líquidos a sólidos?¿has empezado a trabajar…? Todas estas cosas pueden alterar el sueño de tu pequeñajo.

¿HAY UN TRASTORNO?

Hay ocasiones en que sí, puede haber un problema. Sobre todo, en caso de niños que dormían bien y, de repente, sufren muchos despertares, niños que de repente reducen o aumentan mucho las horas de sueño habituales durante más de 1 mes, bruxismo, sonambulismo, terrores nocturnos. No voy a entrar en detallar en qué consiste cada uno, ya que nos extenderíamos demasiado y no me he especializado en sueño infantil. Pero sí que en este caso es recomendable acudir a un especialista en sueño. 

CONCLUSIÓN

Espero haberte dado un poco de luz y que te sientas apoyado/a. La conclusión es que el sueño es un proceso madurativo y que todos los niños acabarán durmiendo de manera natural, no es necesario que presiones para que lo hagan antes. 

¿Mi recomendación? No tengas miedo a acunar a tu hijo, abrazarlo, dormirlo en brazos. Eso no le va a hacer ningún daño, al contrario. No se va a mal acostumbrar. El amor, el cariño y el contacto físico no malcría. 

Es cierto que va a ser cansado, que es un desgaste y que requiere tiempo. Pero ¿quién dijo que tener hijos iba a ser fácil?

Y si todo tu entorno te dice que sus hijos duermen del tirón toda la noche, te doy un consejo. De lo que ves, creete la mitad y de lo que te digan, no te creas nada

¡Muchos besos de esquimal!

Silvia. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *